Selma (2014)

Selma_posterLa promulgación de la ley de derechos civiles en julio de 1964 constituye un verdadero hito dentro de la historia de Estados Unidos, al prohibir la segregación racial en lugares como las escuelas y el trabajo. Sin embargo, sin una aplicación correcta, una ley no es más que un pedazo de papel, un gesto simbólico que en la práctica no tiene mayor trascendencia. Si en la película 12 Years a Slave (2013) veíamos cómo los afroamericanos eran considerados meros objetos, pudiendo ser vendidos y obligados a trabajar en condiciones inhumanas, en Selma (Selma: El poder de un sueño) tienen la calidad de personas, pero están incapacitados de poder ejercer plenamente sus derechos.

Sigue leyendo

The Grand Budapest Hotel (2014)

ImageLos fanáticos de Wes Anderson adoran su estilo inconfundible: la gran atención en los detalles, la paleta de colores con una predominancia de tonos amarillos, los objetos y la estética vintage que pueblan sus escenas, los movimientos de cámara (travellings laterales, tomas panorámicas), el diálogo ágil y situaciones rápidas, el uso de maquetas y stop motion, la aparición de actores recurrentes (Bill Murray, Jason Schwartzman, Owen Wilson), la composición de sus planos (con una afición por la simetría). En resumen, el mundo que ha ido creando a lo largo de los años. Es tal la correlación entre estos elementos y Anderson, que sus detractores se basan en las mismas razones para atacar sus trabajos. Según ellos, el cineasta texano se preocupa tanto en cómo se ven sus películas que descuida el resto de los componentes.

Sigue leyendo

The Lone Ranger (2013)

ImageEn un Hollywood donde las adaptaciones de obras preexistentes son el pan de cada día, no pareció extraño que Disney hubiese decidido revivir al Llanero Solitario, el héroe enmascarado que tuvo su época de gloria durante los años 30 y 50 del siglo pasado. El proyecto estuvo a cargo del productor Jerry Bruckheimer, quien con el objetivo de igualar el enorme éxito que tuvo con Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl (2003), decidió contar con la ayuda de otras personas que trabajaron en aquella cinta. Así, la dirección quedó en manos de Gore Verbinski, el guion fue escrito por Teddy Elliott y Terry Rossio, y uno de los roles protagónicos fue asignado a Johnny Depp.

Sigue leyendo