Blindspotting (2018)

Blindspotting-posterAl conocer la premisa de Blindspotting, uno podría imaginar una película con un tono distinto al que la obra finalmente utiliza. La idea de un convicto que sale de la cárcel y debe estar un año en libertad condicional, esforzándose por no volver a caer en los mismos errores de antes y haciendo todo lo posible por recuperar su libertad, pudo ser contada a través de un estilo naturalista y sobrio, con gran dramatismo, pero en esta cinta se opta por un enfoque menos obvio. La película presenta un estilo enérgico, llamativamente expresivo, y con una importante cuota de humor. Ambientado en la ciudad de Oakland, California, el relato vibra con los colores y demás elementos que ocupa para transmitir el espíritu de sus lugares y habitantes.

Sigue leyendo

Hail, Caesar! (2016)

Hail_Caesar-posterA lo largo de sus carreras, los directores de cine van cultivando un cierto estilo que los diferencia del resto, otorgándoles una impronta personal a sus obras. Se trata de una de las consecuencias propias de trabajar en el ámbito artístico, donde las características inherentes del autor pasan a definir aquello que crean. Esto es especialmente notorio en el caso de los hermanos Coen, cuya visión del mundo se ve reflejada de manera fiel en sus películas, las que pueden ser identificadas casi de inmediato por el tipo de humor que tienen, el énfasis que se le da a ciertas ideas o los personajes que las protagonizan. En su nueva cinta, Hail, Caesar! (¡Salve, César!), estos elementos son potenciados con más fuerza de lo normal, creando una comedia que tiene la marca de los directores en cada una de sus escenas.

Sigue leyendo

Jurassic Park (1993)

ImageCreo que Jurassic Park fue una de mis primeras películas favoritas. Tenía unos siete u ocho años cuando la vi en VHS, y desde entonces quedé maravillado. Ya no me acuerdo cuántas veces la vi, pero llegué a aprenderme las escenas de memoria, incluso algunos diálogos. Me gustaba tanto que decidí ser paleontólogo porque estaba convencido de que algún día un millonario me invitaría a su isla llena de dinosaurios. El tiempo pasó, y el puesto de mi película favorita fue ocupado por otras cintas más “maduras” o “complejas”, y llegué a abandonar la idea de ser paleontólogo. Pero aún así la película siguió ocupando un lugar especial dentro de mi memoria. Es por eso que decidí escribir algo sobre esta cinta aprovechando su reestreno en 3D en conmemoración de su vigésimo aniversario.

Sigue leyendo