Justice League (2017)

Justice_League-posterCreada en 1960 como una sucesora de la Sociedad de la Justicia de América, la Liga de la Justicia se transformó rápidamente en uno de los grupos de superhéroes más famosos del mundo. Al reunir a los personajes más populares de DC Comics, como Superman, Batman, Wonder Woman, Aquaman y Flash, su éxito no solo se limitó a esa editorial sino que abarcó el medio de los cómics en general, siendo posteriormente adaptada a numerosas series de televisión y películas animadas. Su influencia se extendió incluso hasta su competencia directa, Marvel, que aprovechando las buenas ventas logradas por la Liga decidió crear su propio grupo de superhéroes, los Cuatro Fantásticos. Siendo tal su importancia dentro de ese entorno, la noticia de una película en imagen real levantó toda clase de expectativas entre los fanáticos, quienes esperaban algo a la altura de esta reunión.

Sigue leyendo

Anuncios

Batman v Superman: Dawn of Justice (2016)

Batman_v_Superman-posterEs curioso que de las dos editoriales de cómics más grandes, haya sido Marvel la que pasara a controlar el cine de superhéroes. Curioso porque DC tiene una ventaja comparativa muy importante: la familiaridad de sus personajes. Si bien nombres como Iron Man o Thor podrían haber sido conocidos por algunas personas antes del estreno de sus respectivas películas, personajes como Superman o Batman son sinónimo de la palabra superhéroe, formando parte indisoluble de ella. Que el público conozca el material en el que se basa una cinta permite una cierta garantía económica, ya que serán atraídos a algo que son capaces de identificar, pero a pesar de ello fue la apuesta de Marvel la que ha ido modelando el panorama actual del género, quedando los esfuerzos de su competencia en un segundo plano.

Sigue leyendo

Man of Steel (2013)

ImageNo es ninguna novedad que las películas sobre superhéroes reciben, por lo general, una gran atención por parte del público. Basta con revisar los éxitos de taquilla de la última década y notar la relevante presencia de estas cintas. Como dueños de la gallina de los huevos de oro, las compañías a cargo de estas películas no se conforman con hacer dos o más cintas basadas en el mismo superhéroe, sino que adoptaron además la estrategia del “reboot” o “reinicio”. Cuando una de sus franquicias llega al punto en el que se hace cada vez más difícil añadir nuevas partes a la saga sin caer en lo repetitivo, los estudios deciden reiniciarla, contando nuevamente la historia de su personaje principal, manteniendo a grandes rasgos sus características pero modificando aquellos elementos que no funcionaron en el primer intento. Así ha ocurrido con Batman (Batman Begins, 2005), Hulk (The Incredible Hulk, 2008) o Spider-Man (The Amazing Spider-Man, 2012), sumándose este año a la tendencia el superhéroe por antonomasia: Superman.

Sigue leyendo